reconoce sus orígenes

“Nosotros no diferenciamos a nadie, servimos a todos por igual”

Publicado: 2012-12-17

Por Hernán Medrano y Ulises Muñoz

Entrevista al Jefe de la Jurisdicción de Lima de la Compañía de Bomberos, el Ing. Alberto Maticorrena Domínguez.

¿Cómo así le surge la idea de ser bombero? ¿Qué obstáculos encontró? ¿Desde siempre quiso serlo o tenía otros objetivos?

Fue en el año 64 cuando postulé a la Policía de Investigaciones del Perú (PIP) e ingresé, pero mi abuelo me sacó porque no le gustaba. Ahí fue que un amigo me dijo para postular a la compañía de bomberos de Roma y, entonces, él fue el quien me trajo. Ingresé, tuve una serie de  cargos desde ese tiempo, me derivaron a diferentes lugares, hasta que aquí me ves como jefe de la jefatura de Lima. Además, tengo a mi jurisdicción todas las compañías de bomberos de Lima. Yo estudié Ingeniería de Sistemas, pertenecía a la Asociación Peruana de Computación e Informática en el año 65, fui fundador.

Siendo una de las primeras compañías de bomberos de Lima, desde ese entonces hasta la fecha, ¿ha habido alguna persona mártir o destacada en este cuerpo de bomberos?

Claro, en la Roma número lI encontramos al primer mártir, fue el italiano Juan Bautista Pernissoni, quien murió en un incendio el 10 de diciembre de 1881 en la torre de la iglesia de la Merced en jirón de la Unión con jirón Miro Quesada,  él fue el primer mártir.

¿Cuales son los organismos que financian o deberían financiar a las compañías de bomberos? ¿Hay un presupuesto destinado especialmente para este sector?

Por medio del Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) nosotros percibimos un presupuesto, el cual nos es otorgado todos los años. Nos dan la cantidad de 53 millones de soles para las compañías de todo el Perú, que es muy poco en realidad, dado que tenemos que cubrir un montón de gastos como, por ejemplo, arreglar o comprar maquinas, trajes especiales para el personal, materiales para las unidades, la infraestructura de las estaciones, el pago al personal rentado que se encarga de manejar las unidades.

Viendo que el financiamiento que se les brinda no es suficiente para cubrir las necesidades básicas  que les permitan desarrollarse en óptimas condiciones en su labor, ¿cuáles son las consecuencias de esto al momento que tiene que acudir a una emergencia?

No solamente las cisternas, sino también los equipos de protección personal, los cuales consisten de casco, capucha, guantes, cordones, pantalón y botas. Esta indumentaria tiene una sustancia especial, que uno cuando se acerca al fuego lo protege de que se pueda prender. Estos equipos especiales se van gastando con el tiempo, cada uno de ellos está costando 10 mil soles por persona. Los  trajes lo mandan a confeccionar en el extranjero.

Además de las deficiencias que puedan tener al momento de acudir a una emergencia y poder ayudar en óptimas condiciones, ¿qué obstáculos se encuentran mayormente en el sitio del incendio?

El mayor obstáculo para poder apagar un incendio es que lamentablemente en los distritos de Lima no se cuenta con los suficientes hidrantes, que según la norma se deben encontrar uno del otro a 150 metros de distancia. Vete a San Juan de Lurigancho, Ate, El Agustino, el mismo Chosica. No es posible que en San Juan de Lurigancho siendo un distrito de más de 1 millón de personas, tenga una sola compañía de bomberos, por lo menos debiera de tener cuatro. El día en que a ese distrito le ocurra una desgracia el alcalde, el señor Burgos, él va ser el único culpable, pues le hemos tocado infinidad de veces la puerta para que atienda las necesidades de los bomberos, no quiere saber nada de nosotros, ni comprar ni siquiera una ambulancia. Es más, mi personal de la compañía de bomberos de allá duerme al costado de un relleno sanitario, con todo ese olor a basura, eso no puede ser.

Si estuviera en sus manos administrar mejor con mayores fondos, ¿qué es lo primero que mejoraría? ¿Cuáles son las principales falencias que necesitan apoyo inmediato?

Primero, equipos para el personal, máquinas; adquirir unidades modernas, porque las que tenemos datan de hace 50 años. Cómo es posible que Chile, siendo la mitad de población que nosotros, tenga 1200 compañías de bomberos con unidades de máximo 5 años de antigüedad. En cambio, nosotros tenemos 194 compañías y 500 unidades antiguas que se encuentran obsoletas.

Ejerciendo su labor de bombero, ¿Cuál ha sido la ocasión más fuerte que le ha tocado vivir o el caso más penoso que ha experimentado?

Yo ingresé en abril, y ahí nomás el 24 de diciembre, en jirón Anuario hubo un incendio, eso era antes una barriada. Estábamos apagando el fuego cuando de pronto nos dicen que paremos el agua, porque había dos criaturas adentro y teníamos que sacarlas. En ese tiempo no contábamos con el equipo que se tiene ahora. Entramos para buscar a las dos criaturas y una voz me dice: romano ¡sal de ahí, retrocede! Lo que pasaba era que yo estaba encima de las dos niñas, estaba pisando sus cuerpos ya completamente quemados. Esa imagen la tengo acá en mi mente. Terminamos y me fui a mi casa, ese día no quise cenar, todavía tenía en mi cabeza esa imagen. Fue algo que me impactó demasiado.

Habiendo vivido muchas historias, penosas, que quisiera borrarlas de su memoria, ¿ha tenido oportunidad de vivir hechos que le ha llenado de emoción o de satisfacción?

Más o menos 40 años atrás la Municipalidad me premió porque saqué a dos criaturas que se encontraban enterradas acá en el jirón Huanta. Lamentablemente una de ellas falleció en el hospital, pero la otra logró sobrevivir. Cuando la niña cumplió 15 años, vino el papá a preguntar por mí, él sabía que era de la Roma, y vino a invitarme a la fiesta de 15 años de su hija por haberle salvado la vida. Son esas cosas que a uno lo emociona.

¿Cuáles, según su punto de vista, serían los beneficios y también los contras de ser un bombero? Y, también, ¿qué es lo que recomienda en todo caso a las personas que decidan postular para ser bomberos? ¿Qué es lo que los espera?

Si tú actúas de corazón y tienes esa sensibilidad, serás un buen bombero. Nosotros salimos en la madrugada a recoger a los mendigos, a llevarlos al hospital, a personas que nadie quiere ayudar ni cargar. Nosotros no diferenciamos a nadie, servimos a todos por igual. Qué satisfacción más grande cuando una persona que no tiene los medios te diga gracias papito o gracias “taitita” por haberme servido; eso no tiene precio, porque nosotros no cobramos nada. También quizá el romano se sienta frustrado por las falencias que encuentra en su compañía que le impide otorgar lo mejor de sí para poder salvar una vida. Si tienes vocación para ayudar a los demás, recibirás grandes satisfacciones. Y una cosa que recomiendo es que nunca dejen de estudiar, primero son sus estudios. Yo primero veo las notas de mis bomberos, porque gran parte son estudiantes, y después los dejo trabajar. Como debe ser, claro (risas). Gracias por la entrevista.


Escrito por

COMBASE

El vuelco que ha dado la comunicación en estos últimos años es favorable para la libertad de expresión, abriendo las puertas de la sociedad de la información a todo aquel que está dispuesto a aceptar el reto de abrir un espacio en la red y comenzar a escribir.


Publicado en